MÁLAGA, “CIUDAD DEL PARAISO”

Información adicional

Málaga Fundada por los Fenicios en el siglo VIII a.C. es una de las ciudades más antiguas de Europa y a la vez es una urbe moderna y acogedora. Como reza en su escudo, Málaga es la muy noble, muy leal y muy hospitalaria. Una ciudad llena de luz bañada por el mediterráneo donde nadie se siente extraño. Málaga fue de las primeras en sumarse al boom turístico de los 60 con su amplia oferta de sol y playa pero en el inicio del siglo XXI supo adaptarse a las nuevas exigencias. Hoy por hoy, además de continuar ofertando el mayor litoral de toda España con 160 kilómetros de costa también ofrece una amplia oferta cultural que le ha convertido en el destino principal para aquellas y aquellos que buscan algo más que sol y playa. Fue el Nobel de literatura Vicente Alexandre quien bautizó a Málaga con el sobrenombre de “CIUDAD DEL PARAISO” y desde luego no le faltaban razones. Málaga es rica en naturaleza, climatología, gastronomía, monumentos y ofertas de ocio. En Málaga siempre ocurre algo los 365 días del año. Cualquier rincón de sus casi 400 kilómetros cuadrados encierra un tesoro. Visitar Málaga es pasear por su centro histórico repleto de callejuelas con historia. Es subir a la ALCAZABA justo al lado del Nuevo Museo de Málaga. Es admirar el máximo exponente del pasado musulmán de la ciudad. Por su ubicación privilegiada, en las laderas de la colina de Gibralfaro, se puede disfrutar de sus antiguas murallas desde varios puntos del centro de la ciudad. Fue construida por el rey taifa de Granada, Badís ben Habús entre 1057 y 1063. Tras la conquista de los Reyes Católicos en 1487, la Alcazaba vivió un proceso de abandono y saqueo que duró hasta las primeras décadas del siglo pasado. Entonces se empezó a apreciar nuevamente a esta magnífica fortificación y se comenzó con las labores de restauración. Actualmente, Alacazaba, junto con sus jardines, representan uno de los conjuntos arquitectónicos más espectaculares de Málaga. Junto a la Alcazaba se encuentra el CASTILLO DE GIBRALFARO, uno de los monumentos más visitados de la ciudad de Málaga. El Castillo de Gibralfaro tiene un origen fenicio cuando era un faro, después los árabes lo reconvirtieron en fortaleza para albergar a las tropas y proteger a la Alcazaba. Los dos monumentos están unidos a través de un pasillo entre murallas que sube el monte, llamada Coracha. Actualmente este pasillo está cerrado al público. Tras la conquista de los Reyes Católicos durante el año 1487, fue utilizado como la principal fortaleza de Málaga y también residencia de Fernando el Católico. En 1812 fue destruido por las tropas napoleónicas. Las ruinas del Castillo de Gibralfaro tienen un valor turístico indiscutible, nos acerca un poco más a la historia de Málaga. Hay algo más por lo que merece la pena subir hasta Gibralfaro, es por las magníficas vistas de la ciudad y al puerto. Si visitáis Málaga no os podéis perder la visita a este magnífico Castillo de Gibralfaro y la Alcazaba. Nuestro paseo por el centro histórico de Málaga nos llevará a la PLAZA DE LA MERCED, una de las principales plazas de la ciudad. En los edificios que la rodean vivieron varios personajes famosos, el general liberal Riego, el escultor Fernando Ortiz, el escritor Juan José Relosillas, el arquitecto Gerónimo Cuervo, el pintor Bernardo Ferrándiz y Pablo Ruiz Picasso un famoso pintor y escultor español, reconocido por ser uno de los creadores del cubismo. En la Plaza de la Merced de encuentra la CASA NATAL DE PICASSO que al mismo tiempo es la sede de la Fundación. Siguiendo nuestro itinerario por el centro, frente al teatro romano ubicado a los pies de la Alcazaba nos encontraremos el MUSEO PICASSO donde se concentran más de 200 obras del artista malagueño, pasando por pinturas, dibujos, grabados, esculturas y hasta cerámicas. El museo está ubicado en el corazón del centro histórico de Málaga, en un edificio del siglo XVI, el PALACIO DE BUENAVISTA, una joya renacentista cuidadosamente restaurada y adaptada, no muy lejos de la Fortaleza de la Alcazaba y del Castillo de Gibralfaro. Al salir del museo, vale la pena visitar la librería y el patio donde se encuentra la cafetería, un sitio muy acogedor y muy tranquilo. A solo 300 metros del Museo Picasso nos encontramos uno de los 10 monumentos sacros más importantes de España, la CATEDRAL DE MÁLAGA, construida entre los años 1528 y 1782. Conocida como La Manquita porque una de sus torres nunca se terminó (se dice que los fondos se utilizaron para ayudar a sufragar la independencia de los Estados Unidos). El inicio de las obras coincide con el apogeo del estilo artístico renacentista andaluz. En su diseño, a cargo del artista renacentista Diego de Siloé, destaca la sillería del coro del famoso escultor Pedro de Mena, y también los dos magníficos órganos del siglo XVIII. La mayor parte del edificio, incluida la fachada, son obras barrocas. Otra visita obligada es el MUSEO CARMEN THYSSEN, inaugurado el 24 de marzo del 2011. En el museo hay varias obras que forman parte de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Son la muestra de pintura andaluza del siglo XIX más completa que existe en España. El museo está ubicado en el Palacio de Villalón, un edificio del siglo XVI. Cerca, muy cerca del centro se encuentra el PUERTO DE MÁLAGA. Allí se puede disfrutar de una de las vistas más impresionantes de la ciudad, ver toda la bahía de Málaga, los barcos atracados, la playa de la Malagueta y toda la costa de Málaga. El sitio más llamativo de todo el puerto es el famoso Muelle Uno de reciente construcción, ubicado en un precioso entorno a orillas del mar. Es una amplia calle comercial que ofrece una experiencia única de compras, ocio y restauración. A continuación del Muelle Uno se encuentra El palmeral de las sorpresas, un gran paseo donde se encuentran más de 400 palmeras, jardines, fuentes y zonas infantiles. Muelle Uno se ha convertido en un lugar preferido para los malagueños y visitantes con una amplia oferta de ocio y restauración donde podremos disfrutar de la multitud de actividades tales como paseos en bicicleta, alquiler de Segways o tandems. Uno de los elementos que distingue el Muelle Uno de Málaga, es sin lugar a dudas el edificio de cristal de 16 metros que alberga el CENTRO POMPIDOU. “El Cubo”, apelativo con el que se conoce esta llamativa construcción, es un espacio único y especial donde se puede maravillar el arte del siglo XX y XXI y que le irá sorprendiendo a cada paso. El “Pompidou” de Málaga ofrece un recorrido permanente de varias obras de la grandiosa colección del Centre Pompidou de París proponiendo vivir la experiencia a todo tipo de público a través de la riqueza de su colección, la variedad de su programación y disciplinas artísticas y también sus innovadores y sorprendentes programas de mediación. Como podrá comprobar, Málaga, además del sol, la playa y el pescaito frito, guarda en sus calles una gran cantidad de encantos y cosas para ver. Con su desbordante y diversa oferta cultural, Málaga se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos españoles más dinámicos y de mayor interés turístico.

© 2020 Hostal Cafeteria LA ESTACION | All rights reserved.